Redefiniendo Limites

Palabras de más...

Sobre mi

Comunicadora social, librepensadora, activista, diseñadora web, linuxera, debianera, autodidacta, escritora aficionada, editora no lineal, proteccionista, ecologista, atea, etc

algo más?

Sí, ella es mi mascota Xena la Princesa Guerrera alias Pildora Loca, la más loca y engreída de las perritas. Si quieren ver su web hagan click aquí

Paga Sinvergüenza! II

Bueno la idea de escribir esto fue que leí algo similar, de igual título (excepto el 2 en romano) en un blog, y trataba de que una joven prestó dinero a una "amiga", y pues esta "amiga" poco a poco se fue haciendo la desentendida hasta que no le habló más. Esto pasó en Polonia.

Pues al parecer los deudores se asemejan en el mundo entero, y pués yo estoy en Lima Perú y tienen el mismo modus operandi.


Yo tenía amistad con esta "amiga" alreedor de dos años, y en esos años le habian pasado mil y un adversidades. Osea nos contaba que le pasaba, al menos yo nunca fui testigo presencial. Se le quemó la casa porque dejó enchufado el celular toda la noche, le robaron la casa, le robaron el celular, los inquilinos no pagaban (esto es muy común y eso si le creo), se le murió el abuelo, se le murió la abuela, se le murió el otro abuelo (o abuela?), se murió el tio, le asaltaron todo el sueldo a la hermana cuando salia del cajero, le querian embargar la casa, el inquilino les hace juicio, les están haciendo brujería, etc etc. Un sin fin de cosas que te hacian pensar que uno era afortunado que no le pasaran cosas iguales. Un grupo de amigas que la conociamos siempre le dabamos animos y eramos muy buenas con ella, hasta algunas le daban para su pasaje porque venia a reunirse con nosotras pero no tenia como volver a su casa... Después de todo para que es una amiga?

Nos contaba historias de otras amigas, que fueron malas con ella, por uno u otro motivo. Todas opinabamos: pucha que mal, como puede ser posible; y que ella se habia alejado de esas malas amistades. En fin, todas la considerabamos que tenia muy mala suerte y que habia que apoyarla.

Yo le conseguí trabajo con una hermana mia, y pues como trabajamos cerca nos veiamos seguido, y me empezaba a contar mil cosas, y pues yo también confiaba en ella y le empezaba a contar mis cosas... las cosas que se cuentan a alguien en quien confias.

Después, conforme pasaban las semanas, volvieron a aparecer sus problemas, y pedía adelanto tras adelanto a mi hermana, tanto así que mi hermana me dijo que si yo confiaba en ella. Yo le decía que yo si confiaba porque era mi amiga, pero ella que no la conocía bien, no tenia porque confiar; entonces mi hermana dejo de darle adelantos. Hasta quería pedir seguro, préstamo del banco y hacer firmar a mi hermana, tarjeta de credito, y un ufff de cosas, pero mi hermana, inteligentemente, se negó. Hasta llegó a pedirle un préstamo de fuerte cantidad de dinero a mi hermana... y también eso le fue negado.

Me parecía extraño pero pense condescendientemente: seguro está pasando necesidades. Hasta que me empezó a pedir a mi... primero pequeñas cantidades, y luego zas... un monto respetable; y adivinen que? Se hizo humo.

Para esto la llamaba a su casa para cobrarle, porque me dijo que me pagaba en un mes y ya habian pasado varios meses; y además porque dejó de trabajar donde mi hermana. Y pues NUNCA la encontraba, se notaba por teléfono que su familia la encubría, decían que no tenía hora de llegada. Y cuando por la mera casualidad del destino la encontraba decia que me pagaba la semana entrante... que nunca llega hasta ahora.

Empezó a perder contacto con mis otras amigas, y por ahí descubrí que también había pedido prestado por ese lado. Poco a poco se hizo humo, y hasta que un buen día me dijeron en su casa que se fue de viaje, y no sabian cuando volvía.

Ahora analizando y viendo todo esto desde otra perspectiva, deduzco que las otras amistades que habia perdido era por lo mismo, por no pagar deudas pendientes. Porque? Porque cada cuantos meses nos decía que había cambiado de número telefonico de su casa o que le habian robado el celular y tenia otro número. También nos decia que había "malas" personas que llamaban a su casa e insultaban, y hasta los amenazaban. Pobrecita, deciamos, y ahora me pongo a pensar, quienes realmente eran los pobrecitos?

Porque escribo esto? Para que otra persona que lea esto, y le esté pasando algo similar, vea estos sintomas, no caiga en el juego. Por eso reza el dicho: "Donde hay dinero se acaba la amistad."

A que estar prevenidos, porque a veces las personas que parecen las victimas, son los verdaderos lobos vestidos de ovejas. Ver para creer? Mejor lee y previene!

1 comentarios:

  1. Luis Enrique Hilario Esteban dijo...
     

    magnifico que pongas un caso puntual de las malas costumbre de algunas personas que hacen siempre eso y estas alertando a los demas que no caiga

Publicar un comentario